Aunque con la edad vamos perdiendo algunas de las capacidades  que hemos desarrollado a lo largo de la vida, cuando la memoria o el lenguaje empieza a darnos dificultad en nuestra actividad diaria, hay que consultar con el neurólogo para descartar procesos degenerativos. Olvidarnos de actividades diarias, de momentos importantes, de tareas del día a día, que antes lo hacíamos bien, si nos desorientamos por la calle, o al conversar no encontramos suficientes palabras en la conversación ,  si esta cambiando nuestro carácter y no es por tener problemas personales, hay que consultar que puede estar pasándole a nuestro cerebro. Mejor detectar problemas en su inicio para poder poner soluciones adecuadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.